Superposición del sitio

Viaje a Japón 2019.

 

Viaje a Japón desde Madrid. del 7 de abril al 19 de abril

Salida de Madrid.

Salimos de Madrid, del aeropuerto de Barajas, tras 14horas de avión llegamos a Tokyo,  capital de Japón. Tokyo es una de las metrópolis más importantes de planeta, tiene más de  14 millones de habitantes con un sistema de trenes de mayor complejidad del mundo. nuestro alojamiento fue en  un hotel de  la zona de  Shinjuku, donde esta el ayuntamiento de Tokyo.Desde la ultima planta se puede observar una vista panorámica de toda la ciudad.

Ayuntamiento de Tokio
Hotel en Shinjuku

la zona de la embajada española es muy tranquila y a la vez  rodeada  de edificios importantes. Fue un placer pasear por  las calles de este barrio, en primavera con sus árboles de cerezos.El  Cerezo (Sakura) es uno de los símbolos más conocidos de la cultura japonesa, que representa la naturaleza efímera de la vida con bellos momentos  fugaces de florecimiento de estos. Una época muy especial para los japoneses, debajo de las flores de cerezo se  reúnen y celebra la llegada de  la primavera.

primavera en el barrio de la embajada de Tokio.
fiesta de las flores de cereza
barrio de la embajada

La  ciudad de Tokyo esta formada por  varios centros : barrios histórico, político, de cultura  mangas y video juegos, moda, cultural etc.  en nuestro viaje visitamos la zona Aoyama, Ueno y Odaiba. Odaiba es una isla artificial de la bahía de Tokio, es un núcleo de entretenimiento y alta tecnología.  en la foto se ve, un puente que une el centro de Tokio y Odaiba : Rainbow bridge, atraves de el ,pasa el futurista tren Yurikamome. Visitamos el Mori Building Digital Art Museum, un museo completamente digital que trasforma el espacio en continuo movimiento de imágenes digitales.

vista de Odaiba
museo visual de Odaiba

Ueno es un barrio de Tokyo cultural desde el siglo XX. es sede de varios de los centros culturales más importantes de esta ciudad y numerosos templos junto con el parque de Ueno. Es un barrio original dentro de Tokio donde mezcla la tradición y cultura. Tambien es uno de pocos barrios que se libraron de los bombardeos de Segunda Guerra Mundial, se mantiene como  las calles del antiguo Tokio. Visitamos el museo nacional de Tokio. es el primer museo construido en 1872 de Japón, esta formado por  5 pabellones de la arquitectura moderna japonesa. El  pabellón Principal fue construido en 1937, con un  estilo ecléctico europeo y Japonés . Un edificio precioso que posee un jardín posterior, en el se  pude contemplar varios edificios  históricos, merece  la pena pasear por este barrio tan original y bonito.

estanque de Shinobazu en el parque de Ueno
Pabellón principal del museo nacional de Ueno.
interior del museo

 

Santuario de Meiji

El animado barrio de Harajuku es famoso por su pintoresco arte callejero y la moda que inunda sus calles, con tiendas originales de ropa cosplay en Takeshita Street, y justo al lado hay un gran bosque donde esta  el santuario de Meiji. Este bosque fue plantado artificialmente hace unos 100años en una tierra muy pobre sin árboles  con la intención de tener un bosque profundo en el centro de Tokio por un equipo especializado del gobierno de Japón. Gracias a este acto, hoy en día, un paseo por el santuario de Meiji es un descanso maravilloso ,aislándonos de los ruidos y del cemento de la gran ciudad.  El Barrio de Omotesando, su nombre significa  avenida principal del santuario, este barrio de moda uno de los  más exclusivos de Tokio donde se puede encontrar miles de tiendas de ropa, restaurantes, cafés, etc…  la avenida de Omotesando ahora se conoce como una exposición permanente  de  edificios de  arquitectura contemporánea en el mundo. Louis Vuitton/ Jun Aoki, Prada/ Herzog&de Meuron, Tod´s/ Toyo Ito, Dior/SANAA, Omotesando Hills/ Tadao Ando etc…. También fue un barrio residencial de niinjas que protegían el castillo de Edo. Cuando callejeamos por las pequeñas calles de este barrio, nos daremos cuenta de que son muy laberínticos y podemos perdernos fácilmente. Entre las tiendas y las casitas bajas es una manera muy divertida de perderte en la ciudad.

comida en Omotesando.
vista del edificio en Omotesando
Omotesando Hills by Tadao Ando

 

Puerto de Hakone. ukiyoe de Hiroshige

Camino de Tokio a Kyoto, pasamos una noche en un hotel de baños termales de Hakone. Hakone está en el Tokaido (un camino antiguo entre  Tokio a Kyoto), fue el puerto más duro en todo Tokaido para cruzar andando, por eso alrededor de este puerto se desarrollo una cultura  de aldeas con posadas y aduanas de control,  tenia  fama de aguas termales saludables.  Sigue siendo muy apreciado por los japoneses como un lugar de descanso con su bonito paisaje rodeado de árboles y la cercanía del monte Fuji.

alojamiento en un hotel con aguas termales en Hakone un descanso en el camino después de la apasionante  ciudad de Tokio. De repente vimos nevar en el mes de Abril. Precioso paisaje polvoreado de blanco, fue como una estampa de Ukiyoe.

Salimos al  día siguiente por la mañana muy pronto de Hakone,y nos  dirigimos al museo MIHO, un museo de ensueño. Fue tan bonito que todavía aun pienso que fue algo irreal . Está escondido dentro de una montaña en la prefectura de Shiga, no es un lugar fácil de acceder, utilizamos un autobús privado. El arquitecto encargado de esta preciosidad fue I.M.Pei, conocido por ser el autor de la pirámide del museo del Louvre de Paris. Fue inspirado por la idea del Shangri-La  , la  utopia del antiguo cuento Chino donde nunca se muere ni se enferma. Pues él lo ha conseguido.  La Mayoría de parte del edificio está enterrado en el monte y no  ve, después de subir el camino de la montaña con el autobús, llegamos al aparcamiento del museo y bajamos, luego pasamos un túnel para visitar el museo, después de atravesar este túnel empieza la aldea de Shangri la . Fuimos en Abril, ya desde el túnel, se asomaba un paisaje rosa, lleno de colores de las flores de los cerezos.Parecía todo un sueño ,Este museo se construyo  en 1997 de la mano de una nueva secta japonesa y su fundadora Mihoko Koyama. Su secta es mezcla de muchas religiones del mundo y fomenta la actividad artística entre sus creyentes. Para ellos acercándose al Arte, se purifica el espíritu y aumenta la bondad de una persona. Una parte de su actividad artística es el Museo MIHO, un lugar que expone al público los tesoros coleccionados por la fundadora, Sra Mihoko Koyama para vivir con belleza y compartir esa belleza con la gente. La calidad de su colección es impresionante, las antigüedades artísticas de la cultura Griega, Romana, Egipcia, de Oriente Medio, de Gandhara, China y Japonesa, parece que todos los tesoros del camino de la seda se han quedado  al final del camino, en un monte profundo en el archipiélago japonés.

atravesando el túnel, aparece un camino lleno de albores con flores de cerezos.

 

desayunamos todos los días con la vista del jardín japones.

Después de visitar el museo MIHO nos dirigimos a la ciudad de Kyoto. Kyoto ha sido la capital del Japón desde el siglo VIII hasta el siglo XIX. Fue diseñada con la admiración hacia la ciudad de Xían, la gran capital de China de entonces y aun queda actualmente las huellas de entonces. las montañas  rodean esta  ciudad de Kyoto por el este, norte y oeste, y por el este y oeste pasan 2 ríos protegiendo el centro de la ciudad según el pensamiento Fen sui , las calles están dibujadas en cuadriculas, y esa es la gran diferencia con Tokyo que es un autentico laberinto.  Así que Kyoto es una ciudad muy cómoda para  moverse y aunque el desarrollo urbanístico japonés del año 80, había destrozado el paisaje milenario, durmiendo varios días y paseando por la ciudad, se puede descubrir un mundo de ensoñación que hace difícil no querer volver a Kyoto. Nuestro alojamiento está al lado del palacio real,  una zona de  mansiones de los señores feudales de la época, por eso  el Hotel conserva un jardín japonés con un estanque por  donde se puede hacer un pequeño paseo.

Jardín japonés con un estanque , al otro lado hay una casita.
en el estanque nadan las carpas de colores.

Kyoto posee 17 patrimonios de la humanidad de la UNESCO. Es una de las características de esta ciudad el tener tantos tesoros históricos. En la larga historia de Kyoto, hubo numerosos desastres tales como una contienda civil, Onin-no-ran que duro 10años y quemó toda la ciudad de Kyoto en el siglo XV o en el siglo XIX por la persecución del budismo destrozaron miles de templos y sus pertenencias. Pero en la Segunda Guerra Mundial, todas las ciudades grandes japonesas han sufrido los bombardeos; existe una leyenda que fue un intento de proteger los patrimonios por el gobierno americano, sea lo que sea hubo muchísimos menos bombardeos en la ciudad de Kyoto que otra ciudad japonesa, así que al final se creó un cápsula del tiempo y pudo conservar numerosos edificios historicos. En este viaje visitamos  3 templos, todos son patrimonios de la humanidad; Templo de Ryoanji con su jardín zen, Templo de Kinkakuji; el pabellón de oro, y Templo de Sanjusangendo con sus 1001 estatuas de Kannons de mil brazos. En el Increíble templo de Sanjusangendo está prohibido sacar imágenes fotográficas, no puedo subir aquí su imagen, pero ver a la vez 1001 Kannons de mil brazos me quedé sin palabras, fue una ilusión real…

visitamos al templo de Ryoanji, por supuesto es patrimonio de la humanidad, lo que se puede contemplar aqui es el jardín zen más famoso y misterioso del mundo.  no se sabe ni cuando ni quién ha creado ni su significado. Se cree que fue construido en el siglo XV, aunque hay otra teoría que piensa que fue más posterior por la utilización de las técnicas occidentales como la perspectiva o el numero áureo. En 1975, la reina Isabel de la Inglaterra lo visitó y lo elogió y ganó  gran fama mundial, a pesar de su misterio sigue conmoviendo a las visitantes del mundo entero. A mí me gusta mucho una teoría que este jardín fue creado en el siglo XV por las personas que no eran considerabas como ciudadanos y se dedicaban a los trabajos manuales y no pudiendo dejar sus nombres como autores. Me conmueve pensar que el jardín creado por una persona sin pensar en el éxito ni la fama, simplemente ha hecho un jardín con su emoción y su técnica adquirida trabajando en el anonimato. Sigue siendo admirado por la gente sin ninguna explicación sobre su creación.
El pabellón dorado también es patrimonio de la humanidad, el pabellón construido en la villa de Shogún Yoshimitsu, un Shogún con un éxito económico y  poder político  poseedor de un gran gusto artístico. A pesar de la gran contienda civil en Kyoto, este pabellón sobrevivió, pero en 1950 fue incendiado por un monje novicio con sus facultades mentales alteradas, una visión de esta historia se encuentra en la novela de Yukio Mishima, titulada El pabellón de oro. Lo que se encuentra actualmente fue reconstruido en 1956 con los brillos de pan de oro recién puesto. El edificio tiene 3 plantas, la primera planta es de estilo imperial, la segunda planta es de estilo Samurai, y la tercera planta es el estilo budista zen, así representa la personalidad del Shogún Yoshimitsu que consiguió el máximo poder del Japón del siglo XIV.

Al  día siguiente nos despedimos de las carpas del estanque del jardín japonés que acompañaban a  nuestra estancia en Kyoto,  a continuación marchamos hacia Nara, la ciudad de Nara fue capital de Japón antes que Kyoto. Un lugar tranquilo, con la naturaleza maravillosa, donde empezó Japón como un país unificado. En este viaje visitamos 2 templos en la montaña de Nara, donde se fusiono el culto de la montaña y el budista. Por la mañana visitamos el templo de Hase conocido como el templo de las flores.

Templo de Hase está en la ladera de la montaña que domina al camino de Hatsuse que une el centro de Nara con el santuario de Ise.
Como esta situado en la ladera de la montaña, la visita de este templo hay que subir largas escaleras, 399 escaleras total. Después de subir esta escaleras hay un pabellón principal, y una torre de 5 plantas etc..
Templo de Hase se conoce como el templo de las flores desde hace muchísimo tiempo y gano una popularidad entre los aristócratas del siglo IX , aparece en varias obras literarias de la época, como el cuento de Genji.

Este templo es de la secta Shingon que se fundó el super star del siglo IX en Japón, el monje Kukai. desde aquí domina la estatua de Kannon la más grande del Japón para salvar a toda la gente mirando el paisaje desde el pie de la montaña.

Comemos tipica comida de la zona de los Tallarines de Miwa.
Templo de Murou que esta situado en el pie del monte Murou, como un monte de entrenamiento del  budismo. Desde el siglo XVI, se conoce tambien por el nombre del Monte Koya para las mujeres, por ser uno de los pocos templos que permitía la visita de las mujeres creyentes.
El primero que encontramos es el precioso pabellón de Miroku del siglo XII. El impresionante tejado hecho de pequeños fragmentos de madera cortada demuestra la elegancia de la  arquitectura japonesa.
Después hay un pabellón del siglo IX que dentro tiene unas estatuas muy bellas, y detrás se ve una torre de 5 plantas,es el más compacto que existe en Japón de 16m. En 1998 sufrió el impacto de un  fuerte tifón siendo  destrozado. Tras haber realizado su restauración, se descubrió  que su construcción era del siglo IX.

Finalmente encontramos un camino hacia arriba con 370 interminable escaleras. Una subida bastante dura.
Como todos los Templos y santuarios de Japón, después de subir el camino muy duro, al final nos podemos encontrar un lugar espectacular. Aqui solo hay una pequeña casita nada especial. La Mayoría de gente, al llegar al final del camino, se desilusiona, espera un algo mas  espectacular, por hacer tanto esfuerzo.  Pero quizá eso es la enseñanza budista, hay que dar el sentido a todo, no haces esfuerzo para obtener algo merecido, sino el esfuerzo en sí es un acto muy merecido en la vida. he tenido un gran satisfacción de terminar de subir 370 escaleras interminables y bajarlo.   Pués la pequeña casita que hay ese pabellón  se  venera al monje Kukai; un super hombre que tuvo Japón,lo podemos llamar como Leonardo da Vinci japonés. en estos dias estamos realizando la ruta  a los templos de la secta Singon que fundó el.

Después de visitar estos 2 templos de monte de Nara, nos dirigimos a la ciudad de Osaka para pasar una noche. Osaka es la 2 ciudad más grande de Japón y su puerto ha sido el mas importante de Japón desde siempre, y una ciudad de comercio internacional, abierta , donde nacía la cultura popular japonesa. Hoy en día, es una ciudad muy viva, juvenil y energética. Estaba lloviendo el día que llegamos, tomamos tiempo libre esa noche cada uno. al día siguiente, por la mañana muy pronto, marchamos al monte Koya, con nuestro autobús, tardamos unas 2 horas. En el monte koya hay un conjunto de los templos de la secta Shingon y el mausoleo del monje Kukai, conocido como Kobodaishi. Todo conjunto del monte Koya es patrimonio de la humanidad, y ha sido y sigue siendo un lugar de peregrinación más importante de Japón, llamado Kumano-kodo, que está hermanado con el camino de Santiago de  España.

En la ciudad del monte Koya, esta el templo principal, Templo de Kongobuji,  mausoleo del fundador de la secta, el monje Kukai, y 117 templos de esta secta entre  ellos 52 templos se ofrecen como alojamientos. Fue y es un lugar de la entrenamiento budista de la secta Shingon que solo puede trasmitir su enseñanza del maestro al discípulo fuera de los textos escritos . El primer lugar,  que visitamos el Danjyogaran, se puede explicar como un centro de entrenamiento de los monjes de aquí. Dentro del edificio hay mandalas, que son muy importantes para la secta. El fundador Kukai era monje, inventor, ingeniero, artista, calígrafo …,e inventó los mandalas de 3 dimensiónes que se pueden observar en este lugar. Al entrar al edificio, las estatuas y las pinturas que rodean expresan un universo del budismo que  esmuy difícil de transmitir con las palabras.
Visita al templo de Kongobuji; que significa el templo de la montaña del diamante,se puede decir el centro administrativo del monte Koya. Aquí han sido recibido los emperadores y los primeros ministros de cada momento. En el periodo de la cultura de los Samurai en Japón, el monte Koya de la secta Shingón fue muy importante entre sus dirigentes. Conserva las habitaciones y las pinturas de la época y  se puede contemplar el jardín zen más grande del Japón; Banryu-tei.
Después de comer,nos dirigimos al mausoleo. Hasta ahora estábamos en el mundo de los vivos, de los entrenamientos, ahora entramos a un camino hacia al mausoleo, los cementerios y los monumentos conmemorativos, es decir el mundo de los muertos. Un paseo muy agradable rodeado de cementerios, algunos son de Samurai históricos, que están entre los arboles milenarios.
Entre las tumbas espectaculares con los nombres que se suena en el texto de la historia, este lugar era el preferido de los Samurais ,para tener un descanso final en paz, y también ha sido para los japoneses corrientes, que solo podían colocar una piedra encima de los restos de los seres queridos. Vemos de repente un pirámide de las estatuas de piedras de  Jizo, cada piedra y estatua de Jizo representa al difunto anónimo. impresiona.
Después de cruzar el último puente, el Rio es un símbolo de la frontera entre el mundo de los vivos y los muertos, desde la cultura egipcia, allí está el mausoleo del monje Kukai. Tan sagrado que no está permitido sacar fotos. En 835 fallece Kukai, de la secta Shingon del budismo esotérico, se explica ese acontecimiento como una transformación de Kukai hacia Buda y 570 millones de años más tarde hasta que aparezca Buda-Miroku en nuestra tierra, él es el que salva a la gente. Así que para los monjes de aquí, él sigue con nosotros, y todos los días por la mañana y por la tarde le llevan comida cruzando este puente al mausoleo de Kukai.

 

Visitando el mausoleo y paseando por el bosque de 1 a 2 horas, va cayendo el sol. Hoy  nos vamos a alojar en  uno de los 52 templos que tienen  el alojamiento.

 

El edificio del templo es muy limpio, impecable, una de las enseñanza budista más importante es la limpieza. los que trabajan y nos sirven son todos los monjes que viven en este templo entrenando, muy amables y pocas palabras nos ayudaron a subir todas las maletas. Al fondo del edificio, hay una sala de oración, se puede participar por la mañana si uno lo desea, y al lado se ve un jardín japonés. Nos explico el horario de la ducha y la cena.
La sala de la cena, una habitación japonesa. Tradicionalmente, en Japón no se utilizaba una mesa, sino a la hora de comer se  trae una bandeja con todos los platos, esa bandeja servía como una mesa individual. en el budismo, Comer también es una forma de entrenamiento, dependiendo de la secta y la escuela se tiene una variación, pero generalmente no puedes hablar ni hacer mucho ruido. Nosotros no estábamos obligados a hacerlo.

 

Comer sentado en el suelo con una bandeja, no es cómodo, sobre todo la gente que esta acostumbrado a comer en la mesa, sentado en una silla.
Cocina estilo budista se conoce como el inicio de la comida japonesa. Cocinar, servir, comer y limpiar todos son los entrenamientos budistas, hay que agradecer  la comida y para merecerse  su existencia, hay que cocinarlo muy rico y bello. No puede utilizar carnes de los animales, porque lo prohibe en el budismo, y no puede utilizar estimulantes como ajos ni cebollas, etc… una comida sanisima.

 

Nos atendió un chico muy joven. Decía que su familia es del templo, esta entrenándose aquí, después de esto volverá  a su templo.

Una noche silenciosa, en la habitación japonesa, creo que todos habíamos caído en un sueño profundo. En el templo se empieza muy pronto por la mañana, yo participé  en la oración de las 6.00 a.m  de la mañana. Después de los desayunos nos despedimos de los monjes del monte Koya con mucho cariño, después  marchamos al Santuario de Ise.

El santuario de Ise es donde adora Amaterasu; la diosa del sol de la mitología japonesa, que representa el origen del Japón y los emperadores. Es el santuario más importante y popular del Japón, durante muchísimos tiempo ha sido un lugar de  peregrinacion y primer destino turístico en japón para los japoneses ancestros. Los santuarios poseen un estilo arquitectonico único que se conoce como Shinmeizukuri, que no se puede ser copiado en ningún otro santuario fuera de la zona, y son demolidos y reconstruidos cada 20años con la misma arquitectura original del siglo VII, conservando la técnica ancestral. El santuario de Ise está rodeado de un bosque sagrado y solo utiliza las maderas sagradas sacados del este bosuqe. Es un lugar muy especial y es un cápsula del tiempo de hace unos 1300años.

Lo que mas sorprende del santuario es los arboles gigantes. En japón se tiene el culto de los arboles históricamente, porque Japón es un archipiélago de 85% montañoso con muchos arboles. En este lugar se puede conocer un poco más el espíritus de los japoneses.

Después de la visita al santuario de Ise, con autobús privado, nos dirigimos hacia Tokyo de vuelta, parando una noche en el hotel con aguas termales en el Lago Hamana. Finalmente  día libre en la ciudad de Tokyo, y así este viaje se termina…..

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *